CATALUÑA VOTARÁ COMO ESPAÑA

Hace menos de un año, los españoles que votaron en las elecciones generales, dieron una amplia mayoría al PP. No es que este partido sacara muchos más votos que en las anteriores elecciones, pero si muchos votantes anteriores del PSOE, votaron en blanco, se abstuvieron o se fuerona otras opciones políticas. Eran tiempos en que  a diferencia de ahora,  que toda la culpa es de Europa y Merkel,  la culpa era de Zapatero y España lo castigó, a él y al PSOE.

Cuesta creer, que quienes votaron en aquellas elecciones al PP, estuvieran convencidos que un gobierno conservador, iba a arreglar las cosas y no empeorarlas como al cabo de los meses estamos viendo. Pero la FE, es algo extraño que hace que se crea en algo tan abstracto como el Programa que presentaban o en las Promesas que hacían. El caso es que Rajoy está en Moncloa y cada vez aparecen más arrepentidos a lo largo y ancho de la geografía española.

Los catalanes, están llamados a las urnas el próximo día 25 de Noviembre, y si aciertan las encuestas, les ocurrirá algo parecido: CIU ganará por mayoría absoluta, no para resolver los «problemas reales»  de los ciudadanos, sino para plantarse de una vez ante la malvada España, y decirle que se acabó el que con su dinero, se pagen los gastos de otros sitios. Esto ya está muy interiorizado entre la ciudadanía de Cataluña, no importa que sobre un 60% de ciudadan@s catalanes, por nacencia o descendencia, tenga su origen en los otros sitios. Ya  se han encargado los Durán i LLeida y compañía de mostrar la imagen de lo vago que somos las gentes del sur que estamos todo el día en la taberna.

Precisamente en las tabernas, que son las Universidades del Pueblo (a las otras cada vez es más difícil ir), la gente no se acaba de creer que con lo listos que son en Cataluña, -curioso, aquí abajo la fama de los de arriba es de listos-, pues no se creen,  que después de los recortes que les han metido, de la corrupción que existe dentro de CIU, y de que no han sido capaces de solucionar ningún problema, puedan llegar a gobernar por mayoría en Cataluña.

La respuesta, también de taberna, es muy sencilla: los catalanes se comportan igual que los españoles y no votan a favor de quienes les pueden arreglar sus problemas, sino en contra de sus enemigos. El enemigo de España en aquel tiempo era Zapatero, el de Cataluña ahora, es España. Tan diferentes y tan iguales….

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *